EL SEQUÉ Dulce

EL SEQUÉ Dulce

La expresión frutal de los racimos  sobremadurados de monastrell, la sutileza de los taninos saturados y una balsámica frescura mediterránea, ensamblados con fuerza y rotundidad.

Sensaciones dulces, tánicas y frutales en gran equilibrio.